Seleccionar página

INVERSIÓN EN SIGNIFY

 

Nuestra inversión en Signify

Signify comenzó a cotizar en el mercado holandés en mayo de 2016. La empresa es el resultado de un spin-off por parte de Royal Philips. Philips decidió vender su negocio de iluminación con el objetivo de centrar sus esfuerzos en su actividad “core”, la asistencia sanitaria.

Signify es líder mundial en iluminación. Atiende a todos los espectros de la demanda, desde el cliente particular hasta el profesional. Mantiene posiciones de liderazgo, tanto en iluminación tradicional como en venta de LED´s, en casi todos los mercados en los que participa. Además, gracias a sus esfuerzos en I+D, es la compañía que está liderando la transición desde la iluminación tradicional hacia los LED. Sus inversiones en I+D también le han permitido erguirse como la empresa puntera en digitalización de la iluminación, combinando sus productos con “el internet de las cosas” (IoT, Internet of things).

Ejemplos de su tecnología pueden ser los siguientes;

El alumbrado del Allianz Arena (estadio del Bayern de Munich) está equipado con LED´s de SIGNIFY. Estos pueden controlarse a través de la digitalización y coordinar espectáculos de luz, con una gama de 16 millones de colores y un ahorro energético superior al 60%.

Paneles inteligentes de Signify; La propuesta de la compañía es un producto que sustituye a las farolas convencionales. Estos paneles, más allá de iluminar la ciudad, son capaces de medir la calidad del aire, monitorear el tráfico y pueden ser utilizados como fuente de ingresos al incorporar publicidad en sus pantallas. Los paneles ya han sido instalados en ciudades de todo el mundo, sin ir más lejos Hospilalet de Llobregat.

La industria de la iluminación se está enfrentando al desafío de rotar desde la iluminación tradicional hacia la iluminación LED. Signify tampoco ha escapado de esta dinámica de mercado. Sus ventas en lámparas convencionales han ido cayendo paulatinamente. Sin embargo, mediante una política de recortes en costes y apoyándose en el sólido crecimiento del segmento de iluminación LED, la compañía ha conseguido amortiguar las caídas del volumen de su negocio convencional. Tanto es así que es capaz de conseguir el mismo beneficio ahora que en 2016, cuando sus ventas eran un 15% superiores. Mientras tanto, el negocio de lámparas tradicionales va perdiendo protagonismo (menos de 2.000 millones en 2018 vs 5.200 millones en 2013) por lo que la compañía es cada vez menos vulnerable a las caídas en este segmento. Por otro lado, la iluminación LED ya supone más del 70% de las ventas de la compañía.

Los pilares básicos para el futuro de Signify son los siguientes;

  • Incremento de la eficiencia; La empresa está efectuando su plan estratégico con el objetivo de reducir costes. Podemos observar como sus costes indirectos han ido disminuyendo, permitiendo amortiguar la caída de las ventas de su negocio de iluminación tradicional. Creemos que la empresa, apoyándose en la escalabilidad de su negocio, podrá continuar mejorando su eficiencia.

 

  • Completar la transición hacia la iluminación LED por parte de los consumidores; El ahorro en energía es de un 90% con respecto a las lámparas tradicionales, por lo que reporta beneficios económicos y medioambientales. En el alumbrado público hay una importante ventana de crecimiento dado que buena parte del mismo todavía no ha efectuado la transición.

 

  • Digitalización y progreso; Gracias a que el tamaño de Signify es mayor al de sus competidores, puede destinar más recursos a investigación y desarrollo. La demanda por parte de empresas y ciudades de instalación de equipos eléctricos combinados con el “internet de las cosas” está más presente día a día.

Fuente: Presentación resultados 2Q Signify

Resumen de la valoración numérica

Como podemos observar en la tabla, la valoración de la compañía es sumamente atractiva. Su ratio de precio por beneficio se sitúa en 8,4x, mientras que el del EuroStoxx 50 es cercano a 15x. La deuda está sumamente controlada a tan solo 1 vez EBITDA. Por la parte de la remuneración al accionista, podemos contemplar como con un pay-out (parte de los beneficios que se reparten a los accionistas) de solo el 45% nos ofrece una rentabilidad por dividendo superior al 5%.

En definitiva, la empresa genera dinero más que de sobra para pagar su deuda, remunerar al accionista e invertir en su negocio. Es cierto que es una compañía cíclica, pero, para nosotros, los múltiplos a los que cotiza actualmente nos lleva a mantener posiciones alcistas en el valor.

27 de Septiembre de 2019

ARTÍCULOS RELACIONADOS

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de Comentarios del BLOG de GESIURIS

Responsable: GESIURIS BLOG | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento

Por favor lea nuestra Política de Comentarios antes de comentar.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.